Antiguo Egipto la cuna de las pirámides

El mundo del Antiguo Egipto ha fascinado siempre y ha influido a
menudo en las culturas que han entrado en contacto con este
país desde épocas tan lejanas como la griega y romana.
Efectivamente, la tierra del Nilo fue cuna de una de las
civilizaciones más extraordinarias, admirada por su riqueza, su
originalidad y su duración.

A orillas del río florecieron pequeños
asentamientos que se convirtieron en pueblos y luego en prósperas ciudades de las que surgieron imponentes monumentos acordes con el espectacular imperio que fue emergiendo durante 3000 años.

Templos, tumbas abarrotadas
de tesoros, pinturas murales, sarcófagos, estatuas, momias… Un
legado que hoy nos permite reconstruir la vida de una civilización
que a tantos siglos de distancia sigue deslumbrando a millones
de personas.

MISTERIOS DE EGIPTO
De todos los aspectos que generan expectación de la historia de
Egipto quizás sean las majestuosas pirámides las
construcciones más enigmáticas de la historia, pues son la única
maravilla del mundo antiguo que se conserva en la actualidad,
habiendo permanecido en pie sobre la arena del desierto durante
más de 4.500 años.
Todos sabemos que fueron construidas por los faraones del
Antiguo Egipto, concebidas como tumbas reales donde habrían
de reposar los restos mortales de los gobernantes. Pero ¿quién
las erigió? Y sobre todo, ¿cómo? A lo largo de la historia han
surgido toda clase de especulaciones sobre la construcción de
tan magníficos monumentos y sólo en los últimos años se ha
arrojado algo de luz sobre uno de los mayores misterios de
Egipto.
Las pirámides son la evolución de unas tumbas anteriores
denominadas mastabas,edificios bajos hechos de adobe
diseñados para ser los palacios de los dioses en su vida después
de la muerte.

Con el tiempo estas construcciones fueron
magnificándose, pasando por la conocida pirámide escalonada

del rey Zoser o la pirámide inclinada de Snofru (de las más de
ochenta que se conservan en la actualidad). Pero fue el hijo de
éste, Keops, quien erigió la mayor pirámide de Egipto que, junto
con las de Kefrén y Micerino (todos ellos faraones egipcios del
período histórico del Reino Antiguo) forman las tres grandiosas
Pirámides de Gizéh.
sol poniente en las pirámides de Egipto
CONSTRUCCIÓN DE
LAS PIRÁMIDES
Los faraones del Antiguo Egipto no dejaron ningún escrito que
explicara cómo construyeron semejantes monumentos de piedra
o qué les llevó a hacerlo, y sobre la historia de las pirámides se
han barajado un sinfín de posibilidades, algunas tan
descabelladas como el empleo de magia o de ayuda
extraterrestre.
Siguiendo una línea de investigación más veraz, se presume que
requirió gran cantidad de años, mano de obra y recursos
económicos levantar tales monumentos, lo que nos da una idea
de la importancia que tenía la muerte en el Antiguo Egipto. Las
pirámides eran el hogar de reposo eterno del faraón, y debían
estar a la altura de las necesidades de un dios en la tierra.
Pero la cuestión sigue en el aire: ¿Cómo trasladaban bloques que
podían llegar a las sesenta toneladas con herramientas básicas?
Recientemente los arqueólogos han llegado por fin a una
conclusión coherente: para transportarlos utilizaban una losa a la
que se ataba una cuerda lo suficientemente resistente a modo
de trineo que iba siendo arrastrada lentamente por zonas
previamente humedecidas para mejorar el deslizamiento.

Este procedimiento lo han confirmado expertos del arte en Egipto tras analizar una pintura mural de una de las paredes de la tumba del
noble Djehutihotep, donde se representa una enorme estatua
sobre una narria tirada por 172 hombres con largas cuerdas,
mientras un individuo vierte un líquido bajo esa especie de losa
para hacerla avanzar.
Pared de la tumba de Djehutihotep
Las pirámides dejan patente el gran conocimiento que tenían los
técnicos egipcios y la capacidad organizativa necesaria para
construir tales monumentos con medios muy simples; pero nada
parece indicar que hiciera falta una tecnología superior a la
existente en la época, basada en “ingenios” de madera, trineos,
rodillos, rampas etc.
INTERIOR DE LAS
PIRÁMIDES DEL
ANTIGUO EGIPTO
De la historia de las pirámides otro aspecto que causa
fascinación es el interior de las mismas. Hay que saber que se
concibieron como tumbas inexpugnables, ya que su interior
albergaba una gran cantidad de tesoros, estatuas, vestidos y
demás objetos destinados al uso del faraón en la otra vida para
su comodidad y bienestar. De ahí que las pirámides de Egipto por
dentro sean un laberinto de angostos pasadizos y galerías tras
los que se encontraba la cámara funeraria donde reposaría el
cuerpo momificado del faraón.
Como dato, señalar que la Gran Pirámide de Gizeh, realizada por
Keops, es la que cuenta con el mayor sistema de seguridad y la
única que se diseñó para poder cerrarse desde dentro. Sin
embargo, a pesar de todo el esfuerzo invertido en sellar las
cámaras funerarias y las pirámides, muchas de ellas fueron
saqueadas con éxito por ladrones de tumbas que se llevaron
todo el ajuar funerario allí sepultado.
Afortunadamente no pudieron llevarse los tesoros de sus
paredes y que constituyen una de las mejores representaciones
del arte en Egipto. Las pirámides por dentro, y especialmente la
cámara funeraria, están decoradas con los llamados “Textos de
las Pirámides”, textos en escritura jeroglífica que representaban
el viaje que el faraón habría de hacer, después de morir, para

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *