Presuntos culpables Veracruz Parte 2; el origen de la ruptura con AMLO
Presuntos culpables Veracruz Parte 2; el origen de la ruptura con AMLO

Presuntos culpables Veracruz Parte 2; el origen de la ruptura con AMLO

En el 2022 se cumplen ya 10 años de la película presunto culpable, donde nos muestra el camino que sufren los mexicanos dentro del sistema penal acusatorio.

En ella nos muestra a personas presas sin tener la certeza de que son culpables o inocentes. Todo lo contrario de lo que señala los temas de derecho con el concepto de presunción de inocencia.

Con esas referencias es imposible voltear a ver la situación de Veracruz, el estado donde han sido asesinados el mayor número de periodistas esto en el gobierno de Andres Manuel Lopez Obrador.

Nuestro actual presidente ha batido las marcas de los anteriores presidentes. Y si a eso sumamos su declaración sobre el tema de Cuitlahuac Garcia y Veracruz; declaraciones que dejan un ambiente de desesperanza. 

Inclusive  figuras dentro de Morena han manifestado su inconformidad, caso claro cómo Monreal, Gibran Ramirez o incluso Marcelo Ebrard.

Andrés Manuel, obsesionado por imponer a la jefa de gobierno ha generado una ruptura hacia dentro del partido, sus militantes  crean un ambiente de descalificación, no saben a quién apoyar con tal de seguir trabajando dentro del gobierno, en otros casos es la vergüenza de escuchar reclamos de simpatizantes de partidos opositores,

Este equipo de trabajo entrevistó a una serie de testigos para conocer la verdad sobre el tema de fabricación de presuntos culpables y esto se encontró

De acuerdo con información periodística el asunto estuvo así. Un día cualquiera unos chicos tuvieron un percance vial con otro automovilista y tras el peritaje de rigor el responsable aceptó pagar los daños al auto de los chavos en una fecha determinada, daños que no rebasaron los 2 mil pesos. Pero no pagó.  

Días después los chicos y cuatro amigos más se lo encontraron y le reclamaron el pago. Se hicieron de palabras, quizá hubo empujones, improperios y amenazas y el deudor llamó a la policía. Y ahí comenzó un enredo difícil de explicar hasta ahora. Los seis chicos fueron detenidos no por agredir al deudor, sino por ultrajes a la autoridad cuando en videos que circulan en las redes no se ve que hayan ultrajado a nadie. 

De acuerdo con los policías los chavos los agredieron con una navaja cuando nada de eso se ve en los videos, sino que fueron esposados y subidos a unas patrullas. Como el asunto comenzó a escalar el gobernador Cuitláhuac García salió a abogar por los policías y se prendió la mecha. 

Los chavos demostraron que no iban armados y un juez ordenó su liberación. 

Pero como en Veracruz las ordenanzas judiciales se las pasan por el arco del triunfo, y siguieron encerrados.

Aunque no está confirmado, trascendió que los padres de uno de los detenidos busco a el senador de Morena, Ricardo Monreal, que los visitó en  Pacho Viejo y pidió a las autoridades su pronta liberación. Y aunque en Palacio de Gobierno lo ignoraron, siguió insistiendo. 

El viernes subió un video donde acusó a la justicia veracruzana de ser “omisa y mediocre”. Pero Cuitláhuac contestó que allá Monreal si quería defender delincuentes porque él como gobernador está “de lado de las víctimas”. 

Al llamarlos “delincuentes” Cuitláhuac la volvió a regar porque está violando la presunción de inocencia de los jóvenes que aún no han sido juzgados por un juez. Por otra parte ¿a qué víctimas se refiere? ¿A los policías “amenazados” o al responsable del incidente vial del que no se ha vuelto a saber nada?  

Ante la insistencia del juez de Distrito Alejandro Cano este sábado los jóvenes abandonaron el penal donde estuvieron recluidos por más de tres meses. Lo que puso furioso al gobernador porque la consigna era que se quedaran encerrados. 

Qué habrá detrás de todo esto porque no es concebible tanta saña, como tampoco se concibe tanta represión de un gobierno de izquierda que mientras anduvo en las calles despotricó contra los represores. Más de 150 veracruzanos encarcelados por ultrajes a la autoridad no los hubo ni en tiempos de don Porfirio. 

En cuanto a la descalificación  que pretendió darle a Ricardo Monreal, Cuitláhuac no tuvo que esperar mucho por la respuesta. 

Otra vez desde Pacho Viejo el senador grabó un video donde le dice: “No señor gobernador, yo no defiendo delincuentes, defiendo el Estado de Derecho, defiendo los principios constitucionales de presunción de inocencia y debido proceso, defiendo a la gente del autoritarismo y de las vendettas políticas que siempre son injustas”.  

Y aprovechó para jalarle las orejas: “Usted debe de ser cuidadoso con lo que hace y lo que pronuncia porque su investidura no le permite convertirse en juzgador y condenar a ciudadanos que han sido exonerados por un juez federal”. 

Monreal remató con un comentario que más que un mensaje para Cuitláhuac fue un leñazo para Andrés Manuel: “Cuando una persona concentra poderes se acerca a la tiranía… no formo parte de su corte de aplaudidores”. 

Todo esto hay que verlo en su justa dimensión, lector. Cuitláhuac García no tiene el alcance ni los tamaños para ordenar al Congreso que activara el delito de Ultrajes a la Autoridad. Sus cercanos aseguran que la orden de desempolvar esa ominosa transgresión salió de Palacio Nacional, concretamente de Andrés Manuel y Cuitláhuac simplemente la acató.  

López Obrador –trascendió- quería activar ese delito en la CDMX porque ya no aguanta a los manifestantes, pero le sugirieron Veracruz como el laboratorio ideal. Sólo que el tiro le salió por la culata por el descontento social que provocó y porque nunca imaginó que alguien de casa como Ricardo Monreal le fuera a respingar.  

Aunque si alguien le pregunta sobre el tema en la mañanera de hoy es seguro que declare con una mentira: “Nosotros somos respetuosos de la soberanía de los estados”. Lo que es casi un hecho es que no se la va dejar pasar a Monreal.  

A Cuitláhuac, que pasará a la historia como cabeza visible de la represión en la entidad le siguen apedreando bien feo el rancho. Este domingo el obispo de Veracruz, Carlos Briseño Arch afirmó que la justicia jamás debe verse como venganza. Aplicar la ley es corregir al que ha tenido errores y ayudarle a ser mejor persona, pero si hay venganza ya no se aplica la ley ni la justicia porque lo que se hace es cortar cabezas, dijo el prelado. 

Lo que es un hecho es que se acabó la amistad de López Obrador con Ricardo Monreal. Este debió sopesar muy bien los pro y los contra antes de denunciar las barbaridades que ocurren en Veracruz porque sabe que con eso puso iracundo al tabasqueño. 

La ruptura ya ocurrió; la guerra entre ambos apenas comienza. 

Como resumen Marcelo Ebrard y Monreal han confiado en el trabajo de Andres Manuel , inclusive dejando sus espacios políticos para que Andres Manuel llegara a la presidencia.

Actualmente el presidente no hace lo posible por generar un ambiente de cordialidad con su militancia y eso se debe al favoritismo hacia una candidata la cual perdió las preferencias de los habitantes de la Ciudad de México. y eso que aun no le agregamos el accidente de la línea 12.

Que a pesar de que los medios de comunicación mencionan que el presidente tiene popularidad , no pueden decir lo mismo sobre el tema de Claudia Sheinmabum, los ciudadanos no ven con buenos ojos la falta de imparcialidad hacia los candidatos. 

En las últimas encuestas de popularidad del actual gobierno el 8 por ciento de las personas entrevistadas tienen estudios de nivel medio o superior que apoyan la gestión del presidente, el resto observan errores en el manejo de su administración.

Las cosas se han salido de control, la oposición no tiene candidato, no tienen plan de trabajo, y eso es preocupante.

Si movimiento ciudadano puede demostrar los datos anteriores sobre quien genero la fábrica de presuntos culpables en Veracruz, será el principio del fin para la #4T.

Cuadro de comentarios de Facebook

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.